Standbein e.V.

Órtesis

Por norma general, una órtesis es un aparato terapéutico que fabrica un técnico ortopédico para llevar a cabo la estabilización, el alivio, la inmovilización o la corrección posicional de las extremidades o del tronco. Se utilizan después de fracturas, operaciones, parálisis, inflamaciones y reumatismo, así como en casos de movimientos de flexión o extensión insuficientes. Por un lado, pueden reemplazar parcialmente funciones perdidas y, por otro, su uso previene secuelas (por ejemplo, por una desviación o una mala postura) y el desgaste de las partes del cuerpo afectadas.

Las órtesis pueden clasificarse por sus área de aplicación (pierna, brazo, tronco, etc.) y por su función (fijación, estabilización, etc.).

Se pueden usar para diversos trastornos distintos y varían en cuanto a su forma y función. Un técnico ortopédico debe fabricar o, al menos, ajustar una órtesis para garantizar que se adapta correctamente y funciona de forma eficaz. Dependiendo del tipo de órtesis, esto puede ser relativamente sencillo o llevar mucho tiempo.

Las imágenes que se muestran a continuación ilustran los tipos de órtesis que suelen utilizarse para el tratamiento de la hemimelia peronea y tibial: